lunes, 12 de septiembre de 2016

Semanas 38 y 39. Llegó el momento.

Esto se acaba, ahora sí que sí. Estoy a horas de conocer al gran amor de mi vida y no me lo puedo creer. 

Os cuento.

Semana 38

Tuve de nuevo revisión, más monitores, tacto, eco... Me dijo la gine que seguía más o menos igual, que tuviera paciencia. Ella perfecta, que es lo importante, pero yo ya... Es increíble lo que ha cambiado mi cuerpo en todos los sentidos estas dos últimas semanas. 

Comenzó la mayor de las odiseas para dormir. Llevo durmiendo mal todo el embarazo, comencé con insomnio en el mes que estuve de tratamiento, creía que pasaría, pero no fue así. Ahora ya se junta todo, incomodidad, pesadez, desvelos... Y me siguen diciendo lo de "aprovecha para dormir ahora, que luego..." ¡JA! Eso quisiera yo. 

Paseos al baño, incalculables. Durante estos meses me llamaba la atención que no iba tanto al baño como yo pensaba que iría pero estas últimas semanas, el cambio ha sido muy bestia. Cada cinco minutos, sobretodo si me pongo de pie, noto que me meo, pero mucho, y luego voy al baño y a lo mejor son dos gotas, pero que presión. Y claro, cada vez hay más pesadez y menos movilidad, con lo cual el levantarse cada dos por tres es un completo incordio.

El calor ha sido uno de mis mayores enemigos, y lo sigue siendo. Dio la maldita casualidad de que justo esta semana tuvimos una de las peores olas de calor que recuerdo, que horror. Decidí que no iba a salir, y no salí. Era el infierno, que mal lo pasé. Calor horroroso me pusiera donde me pusiera, con aire, sin aire, pegada a un ventilador sudaba igual. Y me trajo a una de mis enemigas, la migraña. En serio, que mal. Menos mal que, aunque seguimos con calor, esa locura ha remitido un poco. 

Empecé a salir menos por las mañanas, junto con el calor y yo que sé, comenzaron a hacerne sentir regular, y no me he forzado. He ido ejercitando en la pelota de pilates y vamos, que aunque en casa, me he movido un poco, pero lo justo.

Semana 39

Llego aquí porque la sintomatología ya es repartida. Y porque va a ser la última semana de mi embarazo...

Fui a la revisión el día 7. En monitores todo bien, la eco genial, sigue encajada y perfecta. Cuando me hizo el tacto... Dilatada 3cm, ¡un centímetro más! Me dijo que el cuello seguía un poquito largo, pero perfecto todo. Cuando me vestí y volví con ella, la encontré escribiendo una hoja como con un resumen de mi embarazo e instrucciones. Me dijo que me iban a inducir el parto, "ayudar" fue su palabra. Dijo que si no estuviera dilatando lo dejaríamos y a esperar, pero que estando ya de 3cm, y teniendo la niña un muy buen peso y tal, que mejor esto. Le dije que encantada de la vida... Estoy incomodísima ya.

Y es que esta semana he tenido el cambio más brusco de todos. Me cuesta estar en cualquier postura, me cuesta mucho respirar bien por la presión que tengo ahí, me cuesta andar, comer, moverme... ¿Como tanto cambio de golpe? El embarazo es una etapa maravillosa, pero sí, el tramo final es durito. Ya sabéis que no me gusta idealizar las cosas ni decir que todo es maravilloso porque se considere que es lo que debo decir. Mi embarazo ha sido lo más bonito que he vivido hasta ahora, pero sí, es dificilillo. 

Así es que estoy a horas de conocer a mi niña. Mañana día 13 (martes y 13, ¡me encanta!) me inducen el parto.

He pasado estos últimos días como despidiéndome de cosas. Que si el último fin de semana "sola", la última foto (durante todo este tiempo, cada domingo me he ido haciendo una foto de la barriga para ver su progresión), la última salida con mi madre las dos solas... Cosas así, algunas muy tontas, pero que las piensas.

Hoy desperté rarísima. Una mezcla de sentimientos, sensaciones, pensamientos... He terminado llorando. Mañana a estas horas puedo tener en brazos ya a lo más importante de mi vida y ha costado tanto, taaaanto... Se me mezclan tantas cosas que no las puedo ni explicar. Comencé este blog con el deseo de ser mamá, en unas horas tendré a mi hija en brazos. Me estremezco. Ha sido tan largo el camino... Ahora sólo deseo que todo vaya bien, que esté bien. Pido aprender a ser una buena madre, la que ella merece y necesita. Mi vida va a dar un giro de 180 grados y estoy deseando empezar esta nueva vida a su lado.

Hija mía, te quiero desde antes de que llegaras. Te dibujé en mi mente tantas veces... Te busqué, luché por ti, lloré por verte lejos... Pero ya vienes, estás aquí conmigo y te prometo que mi mayor meta en la vida será que te sientas orgullosa de tu mamá, hacerte lo más feliz posible. Ten paciencia conmigo... no voy a tener mucha ayuda y tendré que ir aprendiendo. Pero te prometo que nadie, nadie en esta vida te va a poder querer como yo te quiero ya. Porque siempre fuiste mi sueño y por fin llegaste para hacerlo realidad. Te quiero mi vida. Para siempre.

Ha sido maravilloso estar embarazada. Ahora comienza el
Mejor viaje, mi mayor aventura:

Voy a ser mamá. 


6 comentarios:

  1. Guapisima, por ti me registre en twitter ya que digo dira antes cosas por alli que una actualizacion en el blog, porque sino no sabia si se te habia adelantado o algo el parto, asi me entere que estuviste malita y bueno que mañana tendrias a tu nena y ahora me fije que hiciste la entrada, la ultima!! jajajaja

    Mas echo derramar alguna lagrimillas con esta entrada, si yo tengo ganas de verla que no tengo contacto ni nada con ella buahh no imagino tu que la sientes y la esperaste taaaaantoooo jaja

    Yo pienso... que deseo ser madre sentir el embarazo pero buff cuando este embarazada y ya la sienta y tal estare ansiosa porque nazca y yo que no tengo paciencia para cosas que quiero... sera una buena forma de aprender a tener paciencia durante el embarazo, aunque ya ando en ese tema esperando a conseguir trabajo y poder ahorrar y empezar un tratamiento de IA, eso tambien es esperar y tener paciencia...k amargura me causa no poder hacerlo...

    En fin que, que queremos ver ya a tu niña!!
    Que disfrutes mucho del momento!!
    Un beso muy grande!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuesta mucho encontrar el momento, ahorrar... Necesitarás justo eso, mucha paciencia. Yo creo que hice un curso intensivo sobre el tema en todo el proceso... Pero bendita sea la recompensa.
      Espero de corazón que lo consigas pronto!

      Eliminar
  2. Ay qué emoción cariño! Y que emotivo tu último párrafo! Así es, mañana la tendrás contigo y para siempre. Todos los miedos, los fracasos, los golpes, las preguntas... Todo lo pasado ya no importara porque ella estará aquí! El camino ha sido largo y duro pero habrá merecido la pena con creces. Todo va a ir genial! Disfrútalo mucho, es un momento irrepetible, mágico e indescriptible! Y cuando te la pongan encima... Lo que digo, magia! Un abrazo fuerte, a las dos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece increíble pingüinita mía... Tanto tiempo, tanta lucha, y ya tienes a tu niño precioso y yo a punto de tener a la mía.
      Gracias por estar ahí siempre! Mil besoss

      Eliminar
  3. Amo tu blog. No sabes la esperanza que me has dado. Gracias a ti me vino la idea de la adopción de embriones, y a finales de octubre vamos a Barcelona. Ya está todo listo. Gracias por tomarte el tiempo de repartir esperanza e inspiración a tu alrededor. Deseo de todo corazón dicha y salud para ti y para tu nena hoy y siempre. Beso

    ResponderEliminar
  4. Llevo dos años siguiendote y qué ganas de que nos digas que ya la tienes! Espero que pronto nos cuentes qué tal ha ido todo. Un abrazo a las dos.

    ResponderEliminar