miércoles, 8 de junio de 2016

Mi embarazo: Semanas 24 y 25

Las semanas pasan cada vez más y más rápido, ¡esto vuela!

Semana 24

Esta semana fue muy, muy traquila. Casa, pilates, compra, paseos y poco más. El cansacio va cada vez a más y, sinceramente, no quiero forzarme a mucho. 

El insomnio, mi gran compañero desde hace meses, comenzó a ser un poco más complicado, ya no por el sueño, a eso creo que mi cuerpo se está acostumbrando, es más bien porque ahora me va costando cada vez más pillar buena postura y, aunque el cojín maternal me ayuda, la espalda y la misma tripa comienzan a decir "hola".

Semana 25

Esta semana ha sido muy emocionante, tuve revisión con mi ginecóloga y, por fin, ecografía para ver a mi pequeña.

La eco fue genial, Baby E está muuuy grande, 816gr de puro amor. Medidas bien, líquido bien, placenta bien, y ella con unos morritos que me hicieron derretir. ¡Perfecta! El resultado de la analítica también fue perfecto. El O'Sullivan, que me habían vuelto a hacer volvió a dar bajito, con lo cual queda descartada la diabetes gestacional y, para celebrarlo, me zampé un helado de tamaño industrial nada más salir. ¡Ole!  El resto de valores también salió bien. Llevo engordados casi 5 kilos, por ahora todo bien.  

Esta semana he notado mucho cambio en lo que a barriga se refiere. La noto cada vez más y ya comienzo a notar su peso, ha crecido mucho. Cuando estoy mucho rato de pie, la noto mucho. Mi niña también se mueve más y más y ya se ve mi tripa moverse hasta con la ropa por encima, ¡me vuelve loca de amor! Hay veces que se queda en un lado y me deja apepinada la tripa, y yo me meo de la risa. Y cuando cambia de postura o de lado y veo ese "bultito" desplazarse, alucino conmigo misma por el pedazo de milagro que llevo dentro de mi.  Es alucinante, ¡y lo que queda!

La espalda cada día me molesta más, sabía que esto iba a ocurrir porque ya la traigo fastidiada de antes. El pilates ayuda, la pelota también, pero cuando llevo mucho tiempo en la misma postura, bien sea sentada, tumbada o haciendo el pino, ya comienza a molestar. Ante esto sólo me queda tener paciencia, hacer ejercicio como voy haciendo y poco más, porque esto sólo está empezando... 

El fin de semana del 4 y 5 de Julio, tuvo lugar la I Quedada Nacional de Infértiles. Un puñado de valientes y luchadoras de mi #Infertilpandy se reunió en Valencia y fue maravilloso.  Poner cara a estas mujeres que tanto y tanto me han ayudado fue muy emocionante para mi, les debo tanto... No pude estar con ellas todo lo que hubiera deseado porque, entre mi cansacio y el dolor de espalda, era más un lastre que una buena compañía, pero las horas que pasé junto a ellas valieron por mil. Ojalá dentro de poco todas ellas ganen esta batalla, de las más duras y vean por fin su mayor deseo cumplido.  Lo deseo con todas mis fuerzas. 

Y así, como si el tiempo volara, hemos llegado a la semana 26 y con ello, digo adiós al segundo trimestre y le doy la mejor de las bienvenidas al tercero.  Este tercer trimestre me traerá lo mejor de mi vida, a esta personita que, sin haberla visto, amo más que a nada ni nadie en este mundo. 

Este sueño es cada día más real. 

3 comentarios:

  1. Q bien todo marcha con normalidad pero si ahora empieza a dolerte tanto la espalda....ni te imaginas cuando estés de 34,35,36.37 semanas esto te va a parecer naaa.asi q empieza a ir a fisios q bien sienta,yo lo hice al final del embarazo y a partir de q el bb tenía 3 meses xq amiga esto sólo acaba de empezar.pero vamos nada de otro mundo no nada insoportable.Gracias x contarnos tus semanas me alegra saber q esta preciosa tu bebé.un saludo

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Hola! Me encanta leerte!!Es como si estuviese viviendo tu embarazo!!Yo ahorrando para ser madre soltera por elección y quiero hacer adopción de embriones pero me trae loca lo de elegir clínica,podrías decirme donde te lo hiciste tu? O darme alguna pista,jiji!!Es q esto es un mundo...gracias y un saludo.

    ResponderEliminar