martes, 17 de mayo de 2016

Mi embarazo: Semanas 21 y 22

Cerramos el quinto y damos la bienvenida al sexto mes de embarazo. Increíble lo rápido que ha pasado y ya estoy saludando a la semana 23. Os resumo rápidamente como han sido las dos anteriores.

Semana 21

Esa semana, tenía de nuevo la eco morfológica, esta vez en la Seguridad Social. Pero después de la mala experiencia anterior, decidí no ir. Ya me la habían hecho en el privado, cómodamente y al lado de casa. Había salido todo perfecto y mira, no me apetecía torcer ese recuerdo arriesgándome a pasarlo igual de mal que la otra vez. 

Seguí sintiéndome bastante bien y, aunque el insomnio me sigue fastidiando bastante, lo cierto es que lo poco que duermo, descanso más. Todo gracias al cojín de lactancia, que maravilla... 

El cansancio continuó siendo mi peor enemigo. Tengo muchas ganas de hacer cosas pero es dar dos paso y ¡ploff!

Empecé a ir a Pilates prenatal. Es una de las mejores decisiones que he tomado. El primer día casi salgo rodando del cansancio que pillé, pero eso es bueno, porque noté lo mucho que ejercité y la grandísima falta que me hacía.  Hacemos mucho estiramiento, mucho ejercicio de ligamentos, de suelo pélvico... Todo con mucho cuidado y muchas precauciones y bien acompañado de respiraciones y momentos de relajación geniales. Por ahora somos 6 chicas, casi todas embarazadísimas (una cumple su FPP la semana que viene) y es genial ese rato. El centro donde imparten las clases, realiza también muchas charlas. La semana pasada dieron una sobre lactancia (yo no fui, ya iré más adelante, lo vi muy pronto) y dentro de nada harán otra sobre porteo. Mi "profe" también nos dará una sobre como realizar correctamente el masaje perianal. Total, que todo es muy completo y me encanta estar con otras embarazadas y que podamos compartir tanto.

Esta semana fue mi cumpleaños, ya son 41 y sí, se notan... Tengo pensado seguir con pilates después de dar a luz, porque físicamente me aporta mucho y soy consciente de que necesitaré estar más en forma para afrontar esta maravillosa maternidad en el mejor estado físico posible.

Semana 22

Esta semana he disfrutado, sobretodo, de Baby E. Cada día se mueve más y ver mi tripa moverse cuando ella comienza con sus bailes es una completa maravilla. Interactúo mucho con ella, es darme una patada, tocarla yo y contestar ella con otra. Me meo de la risa y de amor absoluto.  Hablo mucho con ella, le pongo mucha música y ya voy conociendo poco a poco sus horarios. Es alucinante ver y sentir como este vínculo único crece y crece.

Hoy me hice la analítica que cada dos meses me manda el hematólogo para sus revisiones, tengo cita con él la semana que viene para ver los resultados. Sé que tengo que continuar pinchándome la heparina hasta después del parto, pero le gusta revisar como van mis niveles de todo y a mi me parece genial. 

Sigo sintiéndome muy bien, quitando el maldito cansancio. Me siento muy afortunada. Ahora lo único que se me sigue haciendo eterno son las ecoesperas... Esta es la más larga, pero ya va quedando menos. El sentirla tanto, ayuda mucho.

¡Que siga todo así de bien!


1 comentario:

  1. Sin duda cuando el embarazo se va contabilizando por semanas, puede que sea demasiado rapido. Por ejemplo en esos meses del embarazo donde te encuentras, conozco personas que dirian aún falta mucho... la mitad de hecho, pero realmente ya es la cuesta final.

    ResponderEliminar