sábado, 24 de enero de 2015

Cuando la pena, la rabia y la impotencia te envuelven.

No he sido capaz de actualizar el blog, plasmar lo vivido este último mes es como la confirmación de que es real. Y no, eso no es bueno.

Recordemos. El 26 de Diciembre fue mi cuarta y última inseminación, era el último intento por este método, si en esta ocasión tampoco tenía suerte, me pasaban a FIV. La betaespera fue infinitamente diferente a las anteriores, me sentía mucho más positiva, esperanzada, ¿os lo digo claro?: me sentía embarazada. Los que me conocen saben que soy una ansias, que nunca aguanto al día de la beta y siempre termino haciéndome un test de embarazo en casa pero, esta vez, era tanto el miedo a que algo me hiciera bajar de mi nube que no me atrevía. 

Y llegó el día 8 de Enero, el día de la beta, esta vez un poco más pronto de lo habitual. Acudí con mil esperanzas, el "año nuevo, vida nueva" casi tatuado en el alma... Negativo. Creo que todavía sigo llorando, por dentro aun no he terminado.

Durante casi media hora de lágrimas, no dejé de preguntar a mi ginecóloga que qué me ocurría, la respuesta era la de siempre, que todo en mi estaba bien, eso me llenaba todavía más de impotencia. Su siguiente paso era claro, un ICSI o FIV. Claro que sí, ¡si yo también lo tengo claro! pero ¿quien me lo paga? ¿ella? Uff... Ahí comenzó la más grande de las rabias e impotencias... Muchas veces lo he comentado aquí, pero cuando llegas ya a este punto sin retorno... ¿Es justo que mujeres como yo estemos sufriendo de esta manera porque nuestro gobierno ha decidido no cubrir estos tratamientos por el simple hecho de no tener pareja? ¿Es esto justo? En la actualidad todavía hay alguna ciudad que lo sigue cubriendo pero, en la mía, a no ser que tengas un mínimo de 6000€ (de ahí para arriba) olvídate de ser madre.

Y sí, en esta horrible situación me encuentro, angustiada, muerta de pena y llena de rabia e impotencia porque no sé como conseguir el dinero que necesito para ver cumplido mi sueño. 

Dios mio, quiero ser madre, ¿por qué algo tan hermoso me lo tienen que poner tan difícil?


1 comentario:

  1. Lo siento mucho :*
    te va a sonar a locura, pero he visto crowfundings (pequeñas aportaciones de dinero de particulares para un fin) para chicas que querían pagarse un parto en casa. Porqué no haces algo parecido? Vaya m**** que el dinero sea lo que te falta.
    Hay alguna asociación de mujeres en tu situación? Puede que te ayuden.
    Un abrazo gigante! No pierdas la esperanza.

    ResponderEliminar